Aceite de Pescado (Fish Oil-Omega 3), uso y beneficios

 Aceite de pescado (Fish Oil)Fish Oil-Omega 3

 ¿Qué es?

 Los aceites de pescado se pueden obtener ya sea comiendo pescado o tomando suplementos. Los pescados que son especialmente ricos en los aceites que son beneficiosos para el organismo y son conocidos con el nombre de ácidos grasos omega-3 incluyen a la macarela, el atún, el salmón, el esturión, el mújol, la anchoa, las anchovetas, las sardinas, el arenque, la trucha y el menhaden. Ellos proporcionan alrededor de 1 gramo de ácidos grasos omega-3 por alrededor de 3,5 onzas de pescado.

 Los suplementos de aceite de pescado son hechos a partir de la macarela, el arenque, el atún, el dorado, la grasa de ballena o la grasa de lobo marino. Los suplementos de aceite de pescado a menudo contienen pequeñas cantidades de vitamina E para evitar que se echen a perder. También pueden estar combinados con calcio, hierro, o vitaminas A, B1, B2, B3, C o D.

 El aceite de pescado se utiliza para una amplia gama de enfermedades. Es más frecuentemente usado para trastornos relacionados con el corazón y el sistema sanguíneo. Algunas personas usan el aceite de pescado para bajar la presión arterial o los niveles de triglicéridos (las grasas relacionadas con el colesterol). El aceite de pescado también ha sido probado para la prevención de cardiopatías o de los derrames cerebrales. La evidencia científica sugiere que el aceite de pescado realmente baja los triglicéridos altos y parece también prevenir las enfermedades del corazón y derrames cerebrales cuando se toma en las dosis recomendadas. Irónicamente, el tomar mucho aceite de pescado puede en realidad aumentar el riesgo de un derrame cerebral.

 El pescado ha ganado la reputación de “alimento para el cerebro” debido a que algunas personas lo comen como ayuda para la depresión, la psicosis, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos relacionados con el pensamiento.

 Algunas personas usan el aceite de pescado para la sequedad de los ojos, el glaucoma, y la degeneración macular senil (DMS), un trastorno muy común en gente de edad avanzada y que puede llevar a serios problemas de visión.

 Las mujeres a veces toman el aceite de pescado para la prevención de los dolores de menstruación, el dolor de los senos y las complicaciones asociadas con el embarazo tales como el aborto involuntario, la presión arterial elevada en los últimos meses de embarazo y el parto prematuro.

 El aceite de pescado también se usa para la diabetes, el asma, los trastornos en el desarrollo de la coordinación, la dislexia, la obesidad, la debilidad de los huesos (osteoporosis), algunas enfermedades relacionadas con el dolor y la hinchazón tal como la psoriasis y para prevenir la pérdida de peso causada por el uso de algunos medicamentos para el cáncer.

 El aceite de pescado a veces se usa después de la cirugía de trasplante de corazón para evitar el alza de la presión arterial y el daño a los riñones que puede ser provocado por la cirugía misma o por los medicamentos que se usan para disminuir las probabilidades de que el cuerpo rechace el nuevo corazón. El aceite de pescado a veces se usa después de la cirugía de desvío o bypass de las arterias coronarias. Al parecer sirve de ayuda para evitar que se cierren los vasos sanguíneos que han sido desviados.

 Cuando se obtiene el aceite de pescado comiendo pescado, parece hacer diferencia la manera de preparación del pescado. Si se come el pescado a la parrilla o asado parece reducir el riesgo de enfermedades del corazón, pero si se come pescado frito o sándwiches de pescado no solamente se anulan los beneficios del aceite de pescado, pero se podría, de hecho, aumentar el riesgo de enfermedades del corazón.

Dos de los más importantes ácidos grasos omega-3 que contiene el aceite de pescado son el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).

 ¿Qué tan efectivo es?

 Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

 Eficaz para…

 Los triglicéridos elevados. Los triglicéridos altos están asociados con la enfermedad de las arterias coronarias y de la diabetes sin tratar. Para disminuir el riego de enfermedades del corazón, los doctores piensan que es importante mantener los niveles de triglicéridos bajo un cierto nivel. Para bajar los triglicéridos los doctores normalmente recomiendan aumentar la actividad física y restringir la grasa en la dieta. Además de estos cambios en el estilo de vida a veces también recetan medicamentos, tal como el gemfibrozil (Lopid). Los investigadores ahora piensan que el aceite de pescado, a pesar de no ser tan eficaz como el gemfibrozil, puede disminuir los niveles de triglicéridos entre un 20% a 50%. Un suplemento determinado de aceite de pescado llamado Lovaza ha sido aprobado por la FDA para bajar los triglicéridos. La Lovaza contiene 465 miligramos de EPA (ácido eicosapentaenoico) y 375 miligramos de DHA (ácido docosahexaenoico) en cápsulas de 1 gramo.

 Probablemente eficaz para…

 Las enfermedades del corazón. La investigación sugiere que el comsumo de aceite de pescado al comer pescado puede ser eficaz manteniendo a las personas con corazones sanos sin enfermedades del corazón. Las personas que ya tienen enfermedad del corazón también podrían ser capaces de reducir su riesgo de morir por enfermedad del corazón al comer pescado o tomar un suplemento de aceite de pescado. Sin embargo, para las personas que ya toman medicamentos para el corazón como una “estatina”, añadir aceite de pescado podría no ofrecer ningún beneficio adicional”.

 Posiblemente eficaz para…

 La presión arterial alta. El aceite de pescado parece producir una pequeña reducción de la presión arterial en las personas cuya presión arterial está levemente elevada. Los ácidos grasos omega-3 presentes en el aceite de pescado parecen ser capaces de expandir los vasos sanguíneos y esto hace que baje la presión arterial.

  • La artritis reumática. El aceite de pescado sólo, o en combinación con el medicamento naproxeno (Naprosyn), parece ayudar a la gente a sobreponerse más rápido de la rigidez matinal. Las personas que toman aceite de pescado a veces pueden reducir el uso de medicamentos para el dolor tales como los medicamentos antiinflamatorios no esteroidales (AINEs).
  • Los dolores de la menstruación (dismenorrea). El tomar aceite de pescado sólo o en combinación con vitamina B12 parece mejorar los períodos dolorosos y disminuir la necesidad de tener que usar medicamentos para el dolor tales como los medicamentos antiinflamatorios no esteroidales (AINEs).
  • El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en niños. El tomar aceite de pescado parece mejorar la destreza del pensamiento y comportamiento en los niños de 8 a 12 años con TDAH.
  • El síndrome de Raynaud). Hay evidencia que indica que el tomar aceite de pescado puede mejorar la tolerancia al frío en algunas personas que tienen el tipo habitual del síndrome de Raynaud. Pero las personas que tienen el síndrome de Raynaud debido a una condición llamada esclerosis sistémica no parecen beneficiar de los suplementos de aceite de pescado.
  • La prevención de derrames cerebrales. El consumo moderado de pescado (una o dos veces a la semana) parece disminuir en un 27% el riesgo de derrames cerebrales. Sin embargo, en aquellas personas que ya están tomando aspirina para la prevención, el comer pescado no baja el riesgo de sufrir un derrame cerebral. Por otra parte, el consumo de grandes cantidades de pescado (más de 46 gramos de pescado al día) parece aumentar quizás doblar, el riesgo de sufrir un derrame cerebral.
  • Los huesos débiles (osteoporosis). El tomar aceite de pescado sólo o en combinación con calcio y aceite de onagra parece retardar la pérdida de masa ósea y aumentar la densidad ósea en el hueso del muslo (fémur) y la columna vertebral en las personas de edad avanzada con osteoporosis.
  • Prevenir el endurecimiento de las arterias (arteriosclerosis). El aceite de pescado parece retardar o revertir levemente el progreso de la arterioesclerosis en las arterias que suministran la sangre al corazón (arterias coronarias), pero no en las arterias que transportan la sangre por el cuello hacia la cabeza (arterias carótidas).
  • Los problemas renales. El uso a largo plazo (dos años) de 4 a 8 gramos diarios de aceite de pescado parece retardar la pérdida del funcionamiento del riñón en los pacientes de alto riesgo con una enfermedad renal llamada neuropatía IgA. El aceite de pescado también parece reducir la cantidad de proteína en la orina en las personas que sufren de una enfermedad renal producida por la diabetes.
  • El trastorno bipolar. El tomar aceite de pescado junto con los tratamientos de costumbre que se usan para el trastorno bipolar parece mejorar los síntomas de depresión y prolongar el tiempo entre episodios de depresión. Pero el aceite de pescado no parece mejorar los síntomas de manía en las personas con trastorno bipolar.
  • La psicosis. El tomar un suplemento de aceite de pescado podría prevenir que se desarrolle un trastorno sicótico severo en las personas con síntomas leves de psicosis. Esto solamente ha sido probado en adolescentes y adultos menores de 25 años de edad.
  • La pérdida de peso. Hay pruebas que indican que el comer pescado aumenta la pérdida de peso y disminuye el azúcar en la sangre en las personas con sobrepeso y las personas con presión arterial alta. Investigaciones preliminares también muestran que el tomar 6 gramos al día de un suplemento de aceite de pescado específico (Hi-DHA, Numera) que provee 260 mg de DHA/gramo y 60 mg de EPA/gramo, disminuye de forma significativa la grasa corporal cuando se combina con el ejercicio.
  • El cáncer del endometrio. Hay evidencia que indica que las mujeres que comen en forma regular 2 porciones de pescados grasosos a la semana tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer del endometrio.
  • La prevención de enfermedades a los ojos (degeneración macular relacionada con la edad DMS). Hay evidencia que indica que las personas que comen pescado más de una vez a la semana tienen un riesgo menor de desarrollar degeneración macular senil.
  • Reducir el riesgo de que se vuelvan a bloquear las arterias después de la cirugía de bypass (desvío) de arterias coronarias o la cateterización con balón o globo (angioplastia de globo). El aceite de pescado parece disminuir la tasa de re-bloqueo en un 26% cuando se da por un mes antes del procedimiento y se continúa por un mes más. Aparentemente, el tomar aceite de pescado antes de una cirugía es importante. Cuando se toma solo por menos de un mes antes de una angioplastia, el aceite de pescado no parece servir de ayuda para evitar que los vasos sanguíneos se cierren nuevamente.
  • La prevención de abortos involuntarios recurrentes en mujeres embarazadas que tienen el síndrome antifosfolípido. El tomar aceite de pescado parece prevenir el aborto involuntario y aumentar la proporción de nacimientos vivos en las mujeres embarazadas con un problema llamado síndrome antifosfolípido.
  • La prevención de un aumento en la presión arterial y de problemas renales después de un transplante de corazón. El tomar aceite de pescado después de un transplante de corazón parece preservar la función renal y disminuir el alza progresiva de la presión arterial con los años.
  • La prevención del daño a los riñones y aumento de la presión arterial debido al uso del medicamento llamado ciclosporina. La ciclosporina es un medicamento que disminuye la posibilidad de un rechazo de órgano después de un transplante. El aceite de pescado podría ayudar a disminuir algunos de los efectos secundarios no deseados debido al tratamiento con este fármaco.
  • Para mejorar el trastorno de movilidad en los niños (dispraxia). El tomar aceite de pescado por vía oral, en combinación con aceite de onagra, aceite de tomillo y vitamina E (Efalex, Efamol Ltd), parece mejorar los trastornos de movimiento en los niños con dispraxia.
  • El trastorno de desarrollo de coordinación. Una combinación de aceites de pescado (80%) y aceite de onagra (20%) parece mejorar la habilidad para leer y deletrear y mejorar el comportamiento de los niños entre 5-12 años que tienen un trastorno de desarrollo de coordinación. Pero no parece mejorar las habilidades motoras.
  • La prevención del bloqueo de los injertos que se usan en la dialisis de los riñones. El tomar aceite de pescado por vía oral parece ayudar a prevenir la formación de coágulos en los injertos para la diálisis de la sangre.
  • La psoriasis. Hay evidencia que indica que la administración de aceite de pescado por vía intravenosa (por IV) puede disminuir los síntomas severos de la psoriasis. Pero el tomar aceite de pescado por vía oral no parece tener ningún efecto en la psoriasis.
  • El colesterol alto. Hay interés en usar aceite de pescado en combinación con los medicamentos “estatinas” en algunas personas con el colesterol alto. Al principio los doctores estaban preocupados de que el aceite de pescado podría interferir con el tratamiento con las estatinas, pero estudios preliminares muestran que esto no es problema, por lo menos con la estatina llamada simvastatina. Los investigadores piensan que aceite de pescado pueden bajar el colesterol al prevenir la absorción en el intestino. Hay evidencia que indica que el usar vitamina B12 junto con aceite de pescado podría reforzar la habilidad para bajar el colesterol.
  • La cirugía de bypass de las arterias coronarias. El tomar aceite de pescado parece prevenir que los injertos del bypass de las arterias coronarias se vuelvan a cerrar después de la cirugía de bypass.
  • La pérdida de peso en pacientes con cáncer avanzado. El tomar una dosis alta de aceite de pescado (7,5 gramos por día) parece hacer más lenta la pérdida de peso. Algunos investigadores piensan que estos pacientes comen más pues el aceite de pescado les está ayudando con la depresión y su estado de ánimo.
  • El asma. Algunas investigaciones sugieren que en aquellos casos en que las mujeres toman aceite de pescado al final del embarazo disminuye la incidencia de asma en los infantes y niños. Aun más, en algunos niños con asma, el aceite de pescado puede mejorar el flujo de aire, reducir la tos y disminuir la necesidad de usar medicamentos. Pero, el tratamiento con aceite de pescado no parece ofrecer el mismo beneficio para los adultos.

 ¿Cómo funciona?

 Muchos de los beneficios del aceite de pescado parecen ser el resultado de los ácidos grasos omega 3 que contiene. Interesantemente, el cuerpo no produce sus propios ácidos grasos omega 3. El cuerpo tampoco puede hacer ácidos grasos omega 3 a partir de ácidos grasos omega 6 que son muy comunes en la dieta Occidental. Se han hecho muchas investigaciones sobre el EPA y el DHA, dos tipos de ácidos grasos omega 3, que muy a menudo están incluidos en los suplementos de aceite de pescado.

 Los ácidos grasos omega 3 disminuyen el dolor e hinchazón. Esto puede explicar porqué el aceite de pescado es posiblemente eficaz para la psoriasis y la sequedad de ojos. Estos ácidos grasos también retardan la coagulación sanguínea, lo que podría hacer útil al aceite de pescado para el tratamiento de algunas enfermedades del corazón.

 ¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

 El aceite de pescado PROBABLEMENTE SEGURO para la mayoría de las personas, incluyendo las mujeres embarazadas y amamantando, cuando se toma en dosis bajas (3 gramos o menos al día). Hay cierta preocupación sobre la seguridad del aceite de pescado cuando se toma en dosis altas. El tomar más de 3 gramos al día podría impedir la coagulación de la sangre y aumentar el riesgo de hemorragia.

 Dosis altas de aceite de pescado podrían también disminuir la actividad del sistema inmune, disminuyendo así la habilidad del cuerpo para combatir infecciones. Esta es una preocupación especial para las personas que están tomando medicamentos para disminuir la actividad de su sistema inmune (los pacientes de trasplante de órganos, por ejemplo) y para las personas de edad avanzada.

 Tome dosis altas de aceite de pescado solo bajo supervisión médica.

   El aceite de pescado puede producir efectos secundarios que incluyen eructos, mal aliento, nausea, heces sueltas, erupciones y sangre de nariz. A menudo, se pueden disminuir estos efectos secundarios si se toma el aceite de pescado con las comidas o si se congela antes de tomar.

 El consumo de altas dosis de aceite de pescado a partir de fuentes dietéticas POSIBLEMENTE NO ES SEGURO. Algunas carnes de pescados (especialmente el tiburón, el macarelo rey y el salmón de criadero) pueden estar contaminadas con mercurio y otras sustancias químicas ambientales, pero típicamente los suplementos de aceite de pescado no contienen estos contaminantes.

 ¿Qué dosis se utiliza?

 La siguiente dosis se ha estudiado en investigaciones científicas: POR VÍA ORAL:

 Para triglicéridos altos: 1-4 gramos al día de aceites de pescado.

  • Para la presión arterial alta: Use ya sea 4 gramos de aceites de pescado o aceites de pescado que proporcionen 2,04 gramos de EPA y 1,4 gramos de DHA al día.
  • Para la fibrilación auricular (una de las cámaras del corazón no se vacía totalmente y esto aumenta el riesgo de formación de coágulos lo que puede producir un derrame cerebral): El comer atún o pescado, al horno o a la parrilla, los que proporcionan ácidos grasos omega 3 (aceites de pescado) una o más veces por semana a diferencia de consumir pescado una sola vez al mes parece reducir el riesgo de fibrilación auricular en pacientes de 65 años o más. Pero no se obtiene ningún beneficio si se come pescado frito o un sándwich de pescado.
  • Para problemas del riñón causados por el uso de ciclosporina para prevenir el rechazo de órgano después de un trasplante: use 12 gramos al día que contengan 2,2 gramos de EPA y 1,4 gramos de DHA.
  • Para disminuir el riesgo de muerte y muerte súbita en pacientes con enfermedad coronaria: Use aceites de pescado que proporcionen 0,3-6 gramos de EPA con 0,6 a 3,7 gramos de DHA.
  • Para el asma en los niños: use 17-26,8 mg/kg de EPA y 7,3 -11,5 mg/kg de DHA para disminuir los síntomas. Para prevenir el desarrollo de asma en los niños, durante la etapa final del embarazo, las madres deben ingerir tocoferol más 4 gramos diarios de aceite de pescado que provee 32% de EPA y 23% de DHA.
  • Para prevenir las alergias infantiles. Las madres deben ingerir tocoferol más 4 gramos de aceite de pescado que provee 32% de EPA y 23% de DHA.
  • Para prevenir la dermatitis atópica juvenil: Las madres deben ingerir tocoferol más 4 gramos de aceite de pescado que provee 32% de EPA y 23% de DHA.
  • Para el tratamiento de asma: use 17-26,8 mg/kg de EPA y 7,3 -11,5 mg/kg de DHA.
  • Para prevenir y revertir el endurecimiento de las arterias: 6 gramos al día de aceite de pescado por los primeros 3 meses y de ahí en adelante 3 gramos diarios.
  • Para la artritis reumática: aceites de pescado que proporcionen 3,8 gramos al día de EPA y 2 gramos al día de DHA.
  • Para el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH): se usa un suplemento específico que contiene 400 mg de aceites de pescado y 100 mg de aceite de onagra (Eye q, Novasel) y se toman 6 cápsulas al día.
  • Para la prevención de abortos involuntarios en mujeres con el síndrome de antifosfolípidos y una historia de abortos se usan 5,1 gramos de aceites de pescado con una proporción de 1,5 EPA a 1 de DHA.
  • Para períodos dolorosos: se usa una dosis diaria de 1080 mg de EPA y 720 de DHA.
  • Para el síndrome de Raynaud: se usa una dosis diaria de 3,96 gramos de EPA y 2,64 gramos de DHA.
  • Para la pérdida de peso: coma una porción diaria de pescado de 2-7 onzas que contenga aproximadamente 3,65 gramos de ácidos grasos omega 3 (0,66 gramos de EPA y 0,60 gramos de DHA).
  • Para frenar la pérdida de peso en pacientes con cáncer: use 7,5 gramos/día de aceites de pescado que proporcionen 4,7 gramos de EPA y 2,8 gramos de DHA.
  • Para mejorar los trastornos de movilidad en niños con dispraxia (mala coordinación): use aceites de pescado que proporcionen 480 mg de DHA y combine con 35 mg de ácido araquidónico, 96 mg de ácido gama-alfa linoleico de aceite de onagra, 24 mg de aceite de tomillo y 80 mg de vitamina E (Efalex).
  • Para el trastorno de desarrollo de coordinación en niños: se usan aceites de pescado que proporcionen 558 mg de EPA y 174 mg de DHA y se toma en 3 dosis separadas.
  • Para la depresión junto con medicamentos antidepresivos convencionales: use 9,6 gramos al día de aceites de pescado.
  • Para prevenir que se desarrolle psicosis severa en las personas que tienen síntomas leves: Se usa 1,2 gramos/día de aceite de pescado.
  • Para mantener las venas abiertas después de la cirugía de bypass de las arterias coronarias: se usan 4 gramos al día de aceites de pescado que contienen 2,04 gramos de EPA y 1,3 gramos de DHA.
  • Para prevenir el colapso de las arterias abiertas por medio de la terapia de”globo” (PCTA): se usan 6 gramos al día de aceites de pescado. Se empieza un mes antes del PTCA; se continúa por un mes más después del PTCA y luego se usan 3 gramos de aceite de pescado por otros seis meses.
  • Para reducir y prevenir el alza continua de la presión arterial y para conservar la función renal después del trasplante de corazón: se usan 4 gramos al día de aceites de pescado (46,5% de EPA y 37,8% de DHA).
  • Para prevenir la coagulación después de la colocación de un tubo para la diálisis: se usan 6 gramos al día de aceites de pescado.
  • Para preservar la función renal en pacientes con nefropatía IgA, se han usado 4,8 gramos al día de aceite de pescado.
  • Para la combinación de triglicéridos altos y colesterol alto`: Para bajar el colesterol, el LDL, los triglicéridos y la proporción entre el colesterol total y el HDL y la proporción entre el LDL y el HDL se han usado aceites de pescado que proporcionen 1800-2160 mg de EPA y 1200-1440 mg de DHA combinados con 900-1200 mg al día de ajo en polvo.
  • Para la intolerancia a los salicilatos: 10 gramos diarios de aceite de pescado.

 Otros nombres

 Acides Gras Oméga-3, Acides Gras Oméga 3, Acides Gras Oméga 3 Sous Forme Ester Éthylique, Acides Gras N-3, Acides Gras Polyinsaturés N-3, Acides Gras W3, ACPI, Cod Liver Oil, EPA/DHA Ethyl Ester, Ester Éthylique de l’AEP/ADH, Fish Body Oil, Herring Oil, Huile de Foie de Morue, Huile de Hareng, Huile de Menhaden, Huile de Poisson, Huile de Saumon, Huile de Thon, Huile Lipidique Marine, Huile Marine, Huiles Marines, Lipides Marins, Marine Lipid Concentrate, Marine Fish Oil, Marine Lipid Oil, Marine Lipids, Marine Oil, Marine Oils, Marine Triglyceride, Menhaden Oil, N-3 Fatty Acids, N3-polyunsaturated Fatty Acids, Omega 3, Oméga 3, Omega-3, Oméga-3, Omega-3 Fatty Acid Ethyl Ester, Omega-3 Fatty Acids, Omega 3 Fatty Acids, Omega-3 Marine Triglycerides, PUFA, Salmon Oil, Triglycérides Marins, Tuna Fish Oil, Tuna Oil, W-3 Fatty Acids.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s